Ser humilde no cuesta nada

Tarjeta de humildad

Ser Humilde no cuesta nada

Ser Humilde no cuesta nada. En mi casa me enseñaron que si yo tengo un pan y tu no tienes nada, ambos tenemos medio pan.

Ser humilde no cuesta nada