El amor entre una madre y su hijo
Es el poder más fuerte en la Tierra. Las mamás animales están unidas y dedicadas a sus crías de la misma manera que los humanos. Entonces, sin importar la especie a la que pertenezcan, una madre siempre será una madre, lista para sacrificarlo todo por el bienestar de su descendencia.
Dos koalas de Australia demuestran que esto es correcto una vez más.
El amor entre una madre y su hijo
Hace dos semanas, Lizzie y su joey, Phantom, fueron atropellados por un automóvil. Después del accidente, fueron transferidos rápidamente al Australia Zoo Wildlife Hospital. Afortunadamente, el bebé de seis meses no sufrió ninguna lesión, pero su mamá tuvo que someterse a una cirugía porque sus pulmones colapsaron y experimentó un trauma facial.
Durante el procedimiento, el adorable bebé no estaba dispuesto a dejar el lado de su madre y se aferró a ella. El veterinario se dio cuenta de que sería lo mejor si los dejaran pegarse entre sí y brindarles consuelo, porque dividirlos podría traumatizarlos fácilmente y provocarles ansiedad.
Gracias a los médicos y la calidez de los abrazos de Phantom, la cirugía salió bien.
El amor entre una madre y su hijo
Con las imágenes que han dado la vuelta al mundo podemos ver que tanto en los animales existe como en los humanos existe esa union fraternal ese vinculo de proteccion que tanto nos identifica como madres hacía nuestros hijos, y que muchas veces y en muchas ocasiones son ellos quienes nos dan ejemplo del amor mas puro que existe por que en la especie humada vemos muchas madres desnaturalizadas que abandonan a sus hijos, les pegan, los maltratran y hasta han llegado algunas a quitarles la vida.
«En esta reflexión podrás encontrar dos tiernas imágenes de los Koalas con sus mamás después de ser rescatados del incendio»

El amor entre una madre y su hijo