Reflexión sobre la depresión

Reflexión sobre la depresión

Hola flaca…. Cuentame que paso ahora ?
Esta es la quinta vez que me hablas para platicar.

Disculpe, no fue mi intención mandarla llamar; solo que me volví a deprimir y tome unas cuantas pastillas y creo que me excedí.
Hay señorita, hasta cuando va a entender que con la vida no se juega; para mi no es fácil estar curando sus errores. Yo tengo que cumplir con mi función; creame ya no se que decirle al creador, ustedes me hacen difícil mi trabajo.

De verdad lo siento, esa no fue mi intención, pero esto del amor se me hace difícil de entender, es muy complicado, no soportó su abandono.
Hay señorita, usted por él no se preocupe, él ya está en un mejor lugar, lo que usted tiene que hacer es seguir con lo más valioso que le regalaron, lo único que debe hacer es vivir su vida sin miedo, reír,bailar, conocer nuevas personas , haga su propia historia llegue a vieja y cuando esté lista mandame hablar que yo te acompañaré con mucho gusto.

Reflexión sobre la depresión

Yo lo se, pero me es difícil, lo extraño demasiado, no encuentro el motivo por el cual seguir –
Ay señorita, no sabe la envidia que yo tengo hacia ustedes; usted no sabe lo que yo daría por tener una piel cálida un corazón que late en mi interior vivir al máximo hasta cansarme; hasta que mi cuerpo ya no pueda, hasta ese día yo dejaría de vivir.

Otra cosa, cuando él me llamó me pidió de favor que te hiciera ver lo hermoso que es la vida; y que por nada en este mundo te llevara conmigo hasta que te enseñaras a vivir; es el motivo por el cual no te he llevado conmigo, así que esta es la última oportunidad que le doy.

De verdad eso te dijo para mi.
Si, así ande suba a su cuarto que el corazón cada vez late mas lento; y si se detiene no podré echar marcha y me la tendré que llevar y a donde usted va le será imposible verlo; porque usted sabe que es la ley más grave del creador. Jamás atentar contra su propia vida, contra eso el perdón de dios no aplica.

Gracias por otra oportunidad más, la próxima vez que la vea le contaré sobre mis hijos y mis nietos y los retos que logre superar.
Bueno, confió en usted y me voy porque tengo mas almas que me están esperando; unos para cruzar y otro para bajar. Nos vemos cuando cumpla un siglo de vida…

Reflexión sobre la depresión

Deja tu Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *